Que hablen de ti… aunque sea mal

Aviso del peligroLanzar campañas exitosas, dar a conocer productos o servicios,  alcanzar notoriedad, crear marca… son algunos de los retos más difíciles para cualquier empresa. Es un camino difícil de largo recorrido, un camino estratégico, programado… y caro. Hay diferentes estrategias para obtener una rápida notoriedad: valor diferencial, novedad, precio competitivo, testimonio de famosos, creatividad…

Sin embargo, hay empresas que optan por tomar atajos, por ejemplo el atajo de la polémica y provocación. Se trata de aplicar la cita de Oscar Wilde “que hablen de ti aunque sea mal”. Recientemente hemos tenido un caso bien claro, las vallas publicitarias de un fungicida con un slogan muy llamativo: “Agricultor, si quieres algo mejor que un polvo pide Disperss”. La polémica estaba servida en las Redes Sociales y en en un par de días había llegado a los telediarios, pero a su vez, a todos los organismos donde se podía interponer una denuncia y solicitar su retirada. Resultado: notoriedad inmediata a nivel nacional, pero ¿realmente le ha merecido la pena? La fama les ha durado muy poco, se ha asociado su marca con la polémica, con denuncias y sobre todo, la notoriedad ha llegado fuera de su verdadero Público Objetivo (mucha munición fuera de la diana). Y por último, dentro de unos meses, tal vez recordemos la polémica, pero ¿y el producto? ¿Y su marca? Estas marcas que toman ese atajo, corren el [Leer más…]